¿Cómo puedo refinanciar una deuda?

Si una persona tiene varios préstamos en curso, puede que llegue un momento en el que no pueda hacer frente a la deuda o, simplemente, vaya muy justo y necesite un respiro.

En este instante muchas personas se preguntan cómo pueden refinanciar las deudas que tienen y mes tras mes les ahogan. 

¿Qué es la refinanciación de deudas?

La refinanciación de deudas consiste en reestructurar todas las deudas que tiene una persona para que pueda pagarlas de manera más cómoda. Obviamente, se ha de pagar la deuda contraída, pero se podrán adaptar los pagos financieros a la situación de la persona.

Esta se perfila como una opción ideal para aquellos que quieran mejorar las condiciones de su financiación en caso de tener problemas económicos y estar en riesgo de caer en impagos. Entrar en ficheros de morosos puede suponer problemas judiciales, entre otros.

¿Cómo refinanciar mis deudas?

A la hora de la refinanciación de una deuda, existen diferentes modalidades. Es normal que la persona se pregunte: ¿Cómo refinanciar mis deudas? En realidad, hay diferentes modalidades y cada una está destinada a subsanar una situación concreta:

  • Novación: esta modalidad consiste en renovar las condiciones con la entidad financiera con la que tienes el préstamo. En general, se suele alargar el plazo, por lo que la mensualidad será más reducida.
  • Reunificación: en este caso, se trata de pedir un préstamo por una cantidad que permita amortizar todos los préstamos en curso. De este modo, se paga de golpe toda la deuda y la persona se queda con un solo préstamo en unas condiciones más favorables. Los principales objetivos de una reunificación pueden variar, pero, generalmente, suelen ser: reducir/aumentar el plazo de devolución, reducir la cuantía de la cuota y el interés o la comodidad de tener un solo préstamo activo.
  • Subrogación: esta modalidad no es muy común. Supone un cambio de entidad en caso de que el banco no quiera negociar. De esta manera, la deuda se traspasa a otra entidad y se mejoran las condiciones para que se adapten a la situación del cliente.

¿Qué ventajas tiene la refinanciación de una deuda?

La principal ventaja en el momento de refinanciar deudas es que se pueden pagar en cuotas o intereses más cómodos. Seguidamente, se indican otros beneficios:

  • La refinanciación de deuda permite reducir la cantidad a pagar de manera considerable.
  • Facilita el pago de la deuda totalmente, ya que se obtienen condiciones más ventajosas.
  • Se trata de una opción muy interesante para evitar embargos.
  • Puede ayudar a evitar la entrada en la lista de la morosidad, ya que al conseguir cuotas más adecuadas para el pago se evita el problema de problemas de impagos posteriores.

Por lo tanto, la reunificación de una deuda se perfila como una solución idónea para que las financias se encuentren más desahogadas y la presión sea menor.